Los hámsters hibernan?

¿Los hámsters hibernan? La respuesta es más compleja de lo que parece. Los nuevos propietarios de hámsters a veces se sorprenden al descubrir que su hámster, antes sano, de repente no se mueve o duerme en exceso.

Los hámsters hibernan

Aunque este cambio brusco de comportamiento puede parecer aterrador, es muy probable que su hámster esté experimentando torpor, una condición similar a la hibernación. Esto puede ocurrir si tu hámster se mantiene en temperaturas frías o en malas condiciones de alojamiento. Antes de comprar tu primer hámster, asegúrate de conocer estos datos sobre los comportamientos de torpor e hibernación para que puedas asegurarte de que tu nuevo amigo se mantenga sano y activo.

 

La mayoría de los hámsters no hibernan realmente

La hibernación es un periodo prolongado de actividad limitada que se produce en ciertas especies de animales como respuesta a las bajas temperaturas y a la escasez de alimentos. Durante la hibernación, los procesos metabólicos del cuerpo se ralentizan, lo que reduce el gasto energético y hace que el animal entre en un estado similar a un sueño profundo.

En el caso de las especies animales que son verdaderos hibernadores, este periodo les permite sobrevivir a las duras condiciones invernales al reducir las necesidades corporales de ingesta de alimentos y agua. La mayoría de las especies de hámsteres salvajes viven en regiones que no tienen inviernos especialmente duros, por lo que no hibernan de forma natural.

Sin embargo, muchas especies que duermen en condiciones de frío no experimentan una verdadera hibernación. En su lugar, animales como los hámsters experimentan un proceso llamado torpor. El torpor es una respuesta prolongada a las bajas temperaturas similar a la hibernación, pero suele durar menos tiempo.

Si tu hámster duerme durante horas o días seguidos, sobre todo con temperaturas más frías, lo más probable es que esté experimentando torpor. Dado que el torpor y la hibernación son procesos similares, algunos expertos utilizarán estos términos indistintamente.

Los hámsters invernan

 

Los comportamientos de hibernación varían según la especie de hámster

Curiosamente, no todas las especies de hámster muestran los mismos tipos de comportamiento de hibernación. En la naturaleza, los hámsters europeos son verdaderos hibernadores y pasan el invierno en períodos prolongados de hibernación. Los hámsters enanos son menos propensos a hibernar. Los hámsters sirios son hibernadores permisivos o facultativos, lo que significa que no hibernan en condiciones típicas, pero son capaces de hibernar si las condiciones ambientales lo requieren.

Las hembras de hámster también tienden a hibernar durante períodos más cortos que los machos. Conocer los patrones típicos de hibernación para la raza y el sexo de tu hámster puede ayudarte a identificar los períodos de torpor o hibernación en casa.

 

Condiciones ambientales para la hibernación en hámsters

Para ayudarte a determinar si tu hámster está o no en estado de letargo, primero tendrás que echar un vistazo a su entorno. El mayor factor que contribuye al comportamiento de hibernación en los hámsters es la temperatura. La temperatura ideal para los hámsters es de unos 18 a24 grados centígrados. Por debajo de este rango, tu hámster puede pasar demasiado frío y entrar en letargo.

Asegúrate de mantener la jaula de tu hámster en una habitación cálida, ¡pero no caliente! – y proporciónale abundante ropa de cama fresca y seca. Tu hámster también debe estar en una zona bien ventilada, pero ten cuidado de evitar las corrientes de aire de las ventanas o de los aparatos de aire acondicionado, que también pueden hacer que la temperatura ambiental sea demasiado fría para tu hámster.

Además de la temperatura, otros factores como el suministro de alimentos y el ciclo diario de luz y oscuridad en el entorno de tu hámster también pueden afectar a los comportamientos de torpor. Un estudio descubrió que los hámsteres con un suministro restringido de alimentos eran más propensos a experimentar un torpor profundo, mientras que los que tenían amplias reservas de alimentos experimentaban episodios más cortos de torpor y generalmente mantenían temperaturas corporales más altas. Si sospechas que tu hámster ha entrado en torpor, abordar estos factores ambientales puede ayudarle a volver a su estado activo normal.

 

Signos de hibernación en los hámsters

Muchos propietarios de mascotas se preocupan de que su hámster esté gravemente enfermo cuando encuentran al animal en un estado de letargo. Hay que reconocer que si nunca se ha visto este comportamiento, los síntomas pueden ser alarmantes. Los hámsters en estado de torpor suelen actuar de forma letárgica, apática o excesivamente somnolienta.

El hámster puede incluso estar completamente flácido si se encuentra en un estado de torpor particularmente profundo. El cuerpo del hámster a menudo se siente frío al tacto, especialmente en las extremidades como las extremidades, los pies y la cola. Ocasionalmente, puedes notar que el hámster tiembla o se estremece cuando entra o sale del estado de torpor.

En la mayoría de los casos, un hámster en estado de letargo puede despertarse con estímulos, como una manipulación o un roce suaves, o aumentando la temperatura del entorno. Sin embargo, el hámster puede volver a dormirse si no se le molesta, sobre todo si la temperatura del entorno sigue siendo demasiado fría. Mientras esté en este estado de letargo, el hámster tendrá una actividad mínima, puede no comer ni beber, y puede orinar y defecar menos de lo habitual.

 

Consulte a su veterinario si el torpor es prolongado o frecuente

Si sospecha que su hámster está en un estado de torpor, puede resolver el problema aumentando la temperatura y asegurando un acceso adecuado a la comida. Nunca apliques calor a tu hámster directamente, por ejemplo con una almohadilla térmica o un secador de pelo, ya que esto puede causar fácilmente quemaduras graves. En su lugar, traslada la jaula de tu hámster a una zona cálida y seca o mantén a tu hámster dentro de tu camisa contra tu piel, donde podrá beneficiarse de tu calor corporal.

Cuando tu hámster esté más activo, ofrécele comida. Si tu hámster no se despierta fácilmente con la estimulación y una temperatura más cálida, busca atención veterinaria. Tu veterinario puede tratar a tu hámster con líquidos o medicamentos, si es necesario. También puede ayudarte a solucionar los problemas de cría para evitar futuros episodios de letargo.

 

La hibernación en los hámsters puede ser un problema de cría

Aunque el letargo es una respuesta natural al frío, no es algo que tu hámster deba experimentar en condiciones de cría ideales. Si tu hámster está hibernando, es una señal de que debes reevaluar su dieta y condiciones de alojamiento para asegurarte de que se satisfacen todas sus necesidades.

 

Mi hámster está muerto o hibernando?

Durante los meses de invierno es perfectamente natural que un hámster entre en estado de hibernación. Durante la hibernación, el ritmo metabólico de tu mascota se ralentiza, lo que puede dificultar saber si simplemente está hibernando o si ha enfermado o muerto.

hamster hibernando o muerto

 

Si te preocupa la salud de tu hámster, puedes comprobar con seguridad si hay señales de vida:

 

1. Ten en cuenta la temperatura ambiente

Los hámsters sólo hibernan en temperaturas frías. Si la temperatura de la jaula de tu hámster es superior a 20 °C, no es muy probable que haya empezado a hibernar. Si la jaula está junto a una ventana abierta, o en un rincón especialmente frío de la habitación, aumenta la temperatura gradualmente hasta superar los 20°C, y en unas horas o unos días tu hámster debería despertarse.

2. Comprueba si tu hámster respira

Si hace suficiente frío como para que tu hámster haya estado hibernando, busca signos de respiración. Obsérvalo muy de cerca durante varios minutos, ya que durante la hibernación la frecuencia respiratoria disminuye hasta una respiración cada dos minutos.

 

3. Comprueba los latidos de tu hámster

Si no puedes saber si tu hámster respira, es posible que tengas que comprobar si tiene latidos. Esto puede ser difícil de encontrar, pero para hacerlo, simplemente coloca tu dedo índice y tu pulgar a cada lado del pecho del hámster, justo por encima de los codos. Aplica la misma presión que ejercerías si trataras de impedir que tu hámster se escapara sin hacerle daño. Después de un minuto más o menos deberías empezar a sentir el pulso.

 

4. No utilices el calor corporal como indicador

No te preocupes si tu hámster siente frío. Durante la hibernación, la temperatura corporal de tu mascota bajará para adaptarse al entorno, por lo que el frío no siempre es motivo de preocupación. Sin embargo, si tu hámster también está rígido y no responde, incluso con una temperatura cálida, es posible que haya muerto.

Si te preocupa la salud de tu mascota, es aconsejable que te pongas en contacto con tu veterinario.


 

OTRAS PREGUNTAS FRECUENTES:

¿Los hámsters hibernan?

¿Mi hámster es macho o hembra?

¿Cómo evitar que mi hámster me muerda?

¿Se puede bañar a un hámster?

¿Cómo entrenar a un hámster?

¿Qué debo hacer si mi hámster está embarazada?